ESCRITS PROPIS - Marina Moreno

dimecres, 18 de novembre de 2015

Pausa. 

Gritos. Lágrimas. Desesperación. 

Ya no veo las noticias. Sólo sacan cosas malas. Muertes. Terrorismo. Injusticias. Vaya mierda de mundo en el que vivimos. Se supone que lo que nos diferencia de otros seres vivos es que precisamente somos humanos. Seres racionales, que no sólo se guían por impulsos. Pero hay veces que no lo cumplimos. No nos identifica una definición. 
Yo no sé si los hombre bombas, o los que cortan cabezas no tienen conciencia, ni remordimientos. Sólo sé que una religión no va a hablar más por una vida. No a más muertes sin motivo. De personas que morirían por vivir, nunca mejor dicho
Tan difícil es buscar en lo más profundo de tu interior y dejar ver en tus ojos esa bandera blanca que ondea y que declara la paz más absoluta. Esa situación de calma, de tranquilidad. De unión. 
Y en cambio, nosotros, como seres 'racionales' nos complicamos la vida.
Yo no sé vosotros. Yo no quiero un planeta en el que a un niño le den un arma en vez de un libro. No quiero que más familias huyan de sus hogares, en busca de una pizca de integridad. Y para colmo, los que observamos desde fuera esa situación no hacemos más que empeorarla.
¿Acaso los refugiados no son personas? ¿Por qué no los acoges en tu país? ¿Acaso tú en su situación no actuarías de la misma forma? Huirías para salvar tu vida, y sobretodo, la de tu familia. Y aún te atreves a criticar. A menospreciar ese esfuerzo que realizan por ponerse a salvo. 
Para qué creer más en la humanidad. Eso ya no existe. Eso se marchó hace mucho tiempo.  

Un minuto de silencio por todas esas personas inocentes que murieron y nadie lo sacó por las noticias. Un minuto de silencio. Porque aunque no lo parezca, sí que hay alguien que os recuerda.


0 comentarios:

Publica un comentari a l'entrada

Vuestros comentarios alimentan el blog, así que ¡no os cortéis!

 
JOVES LITERARIS © 2012 | Designed by Bubble Shooter, in collaboration with Reseller Hosting , Forum Jual Beli and Business Solutions